Skip to content

Pico Paisano desde La Borbolla

27 marzo 2017

cabecera

2 DE ABRIL DE 2017

LA BORBOLLA (98 m) – PICO PAISANO (804 m) –

MINAS DEL PILAR (562 m) – ALEVIA (325 m) – PANES (28 m)

Distancia: 15 Km

Desnivel positivo máximo: 850 m

Duración aproximada: 7 horas

Salida a las 8:00

·

La ruta partiendo desde La Borbolla se efectuará unicamente con garantía de buen tiempo, ya que el acceso a la zona alta de la sierra es complejo. Es caso contrario se saldrá desde Noriega.

De esta forma, saldremos de La Borbolla por la pista que se dirige al sur hacia las fincas de Braña Vieya. La pista gana metros para asomarse después al valle del arroyo que baja hacia el pueblo. Allí muere la pista, pero un marcado sendero desciende hacia el arroyo y empieza a remontar valle arriba.

Alcanzamos la parte inferior de una primera finca con una cabaña en su extremo contrario hasta donde seguimos continuando hasta una segunda cabaña, ésta en la parte inferior de una finca. Junto a ella tomamos otra senda que empieza a ganar metros hacia la izquierda, abandonando el valle. La senda sube por la Cuesta Borbolla por terreno que en otros tiempos fueron fincas, ascendiendo con tendencia a la izquierda a ganar el lomo del cordal para entrar en una abandonada finca en la que giramos a la derecha, cortando por una nueva finca y seguir remontando por el fondo de la vaguada para salir poco después de ella a la derecha, hacia los restos de varias cabañas en lo alto del cordal, por cuyo filo seguimos remontando poco a poco hasta alcanzar el nivel de una nueva finca que nos queda a nuestra derecha.

Por encima de ella deberemos buscar el mejor paso que con tendencia a la derecha ha de llevarnos a pasar bajo un primer cotero, que rodearemos para seguir subiendo por trochas de ganado por el fondo de una vaguada tras la que giraremos a la izquierda a ganar el Jorcáu Huerres, una marcada collada que nos da acceso a la zona alta de la Sierra del Cuera, accediendo a la zona de Braña Huerres, con una fuente unos metros por debajo de la collada, hasta la que tendremos que bajar. Hasta la fuente llega una marcada senda procedente desde las Minas del Pilar y que recorre el alargado valle que se forma entre las dos alineaciones de cumbres de la sierra en esta zona, destacando ya en la línea meridional el objetivo de hoy, el Pico Paisano. Seguiremos esta senda durante un tramo para luego ir ganando metros poco a poco por la ladera norteña de la sierra, aproximándonos a la base del Pico Paisano, al que accedemos por una marcada vaguada que se forma entre éste y la inmediata cima situada a su derecha.

paisano0

Pica de Peñamellera y Picos de Europa desde el Pico Paisano

En la cumbre nos espera una pequeña capilla dedicada a San Antonio, una placa en memoria de los emigrantes y sobre todo las excepcionales vistas que ofrece esta modesta cumbre, auténtico balcón sobre el valle del Cares y los Picos de Europa. A la mano contraria el Cantábrico perfila la línea de costa de Asturias y Cantabria. Cuenta la historia, que el Pico Paisano se denominaba anteriormente Pico de la Cueva de la Jorcá, y pasó a denominarse Pico Paisano en honor al indiano de Abándames Teodoro López Rubín, quién se encomendó a San Antonio al alcanzarle una gran tormenta en su cumbre. Tras salir sano y salvo de la misma, para dar gracias al santo, construyó primeramente un gran monolito de piedras, que visto desde los pueblos de alrededor, asemejaban a un paisano. Años después, tras regresar como un adinerado indiano, costearía la construcción de la capilla que hoy, corona la cima.

Desde cumbre descenderemos al este, hacia las fincas de La Pipa donde hay fuente y más allá a las de Estenes desde donde sigue una buena pista que cruzando el collado Los Gamonales nos conducirá a las antiguas Minas del Carmen, minas de hierro y magnesio, de las que quedan numerosos elementos, como cargaderos, tuberías, restos de almacenes y oficinas y un par de depósitos de agua. Hoy la explanada la ocupa también un recinto para el ganado.

Desde las Minas del Pilar, tendremos dos opciones para alcanzar el pueblo de Alevia. Justo a la altura de las minas y en la vertiente de Panes, se abre como una balconada el punto por donde transitaba un cable con el que se bajaba el mineral de la mina. En ese mismo punto arranca la senda de La Escala que de forma inverosímil se descuelga por aquella ladera con cortas zetas hasta un punto en el que, ya con menor pendiente, se dirige con tendencia a la izquierda y pasando sobre los Cerros de San Martín, hacia el pueblo de Alevia, entrando en el mismo junto a su lavadero. Otra opción más cómoda y sencilla, si bien más larga, será salir de las minas hacia el oeste, ascendiendo ladera arriba hasta alcanzar unas fincas que se localizan a esa mano y desde ellas dirigirnos hacia el Pico Llueres, coronado por varias antenas. Saldremos así a la pista que les da servicio y que llega desde Alevia, realizando el resto del descenso por ella y entrando en el pueblo, igualmente por su parte superior, junto al lavadero. Cruzaremos enteramente Alevia hasta su parte inferior, pudiendo visitar la iglesia de San Juan Bautista, con elementos románicos y góticos y la llamativa Torre del Reloj, situada al lado de la iglesia y que tal parece un faro alumbrando al valle del Deva. Desde aquí, nos restarán unos 3 Km de carretera hasta alcanzar Panes, punto final de la ruta de hoy.

En caso de mal tiempo, obviaremos la ruta desde La Borbolla y la saldremos de Noriega por la carretera de La Borbolla, para aproximadamente a un kilómetro, tomar a la izquierda la estrecha carreterina que sube al barrio de La Pereda, desde donde continúa una buena pista por el lomo de la sierra para, tras pasar junto a un depósito de agua, empezar a subir por entre las fincas de El Sel. La pista sigue subiendo por la ladera, tomada de monte bajo hasta alcanzar las fincas de El Acebal. Desde ellas unos cortos zigzag nos elevan hasta un cruce, en el que tomaremos el ramal de la derecha para continuar subiendo ladera arriba, dejando a nuestras espaldas una espléndida vista de la rasa costera, hasta que tras pasar junto al Cueto de la Joyá de Antón desemboquemos en la hondonada donde se ubicaban las antiguas Minas del Pilar.

paisano2.jpg

paisano3

Peña del Alba

20 marzo 2017

cabecera

26 DE MARZO DE 2017

ALTO DE LA COBERTORIA (1.200 m) – ERMITA Y PEÑA DEL ALBA (1.308 m) – BERMIEGO (800 m)

Distancia: 14 Km

Desnivel positivo máximo: 400 m

Salida a las 9:00

·

Iniciamos nuestra andadura en el Alto de la Cobertoria tomando por la pista que, con fuerte pendiente ya desde los primeros metros, se dirige con dirección norte hacia el conocido Prau Llaguezos, donde todos los años se desarrolla la llamada Fiesta del Corderu, declarada de interés turístico nacional. La pista mantiene buen firme mientras asciende por las estribaciones meridionales de la Sierra del Aramo hasta desembocar en la campera del Prau Llaguezos. Salpicada de acebos y con un refugio en el centro, la vega se asienta en lo más alto de la alomada cumbre del Mesqueru, en la que también hay catalogada una necrópolis del Neolítico, reutilizada en la Edad de Bronce.

Cruzando la vega empezamos a perder altura por la vertiente contraria. La pista ha dado paso a un sendero que desciende hacia la cercana Collá del Fresnu, por la que cruza la estrecha carretera que sube hacia el Gamoniteiro. Sin llegar a pisar asfalto tomaremos el sendero que en la propia collada sale a la izquierda y que va a ir faldeando la cara sur del cordal de Peña Podre. Esta senda pierde algo de altura en los primeros metros para continuar en llano a continuación. Vamos a ir cruzando las vaguadas que caen hacia Llanuces, mientras nos aproximamos a las Morteras de Muriellos. La vista de estas nos queda oculta por un primer cordal que cae desde la cumbre de Peña Podre y que separa el valle de Llanuces del de Muriellos. Antes de alcanzar dicho cordal, deberíamos ir ganando poco a poco algo de altura, pasando de una senda a otra, avanzando sobre las múltiples trochas de ganado que en horizontal cubren toda la ladera. De esta forma alcanzaremos el cordal por encima de la línea de árboles, entrando así en la alfombrada ladera que forma las Morteras de Muriellos. En el límite superior de las últimas fincas reencontraremos una buena senda que avanza en horizontal hacia la collada de Ordiales, en lo alto de un nuevo cordal que separa en esta ocasión el valle de Muriellos, del de Salcedo.

En Ordiales obviaremos el ancho camino que a la izquierda desciende hacia Muriellos para seguir por la senda que continúa en llano cruzando sobre el valle de Salcedo y que se dirige a un nuevo cordal, tras el que se esconden las Morteras de Salcedo, cuando ya es bien visible en el extremo izquierdo de este cordal, la cumbre de la Peña Alba. La senda gana unos metros para alcanzar el cordal, dando vista a las vastas Morteras de Salcedo.

alba1

Cabañas en Texera

Por lo alto del cordal, un ancho camino desciende hasta las cabañas de Texera, arregladas y con buen acceso rodado desde Salcedo. Esta carretera sirvió de final de etapa durante la Vuelta Ciclista a España de 2015. Cruzamos Texera de parte a parte, aproximándonos a la base de la Peña Alba, por la que asciende un buen camino que cruza un bosquete de robles hasta alcanzar el Santuario de la Virgen del Alba, construido en el Siglo XVI y que cuenta con un interesante retablo del XVIII. La ermita está presidida por tres grandes cruces que se alzan sobre un mirador de excepción del valle de Quirós. Próxima y solo unos metros por encima se halla la cumbre de la Peña Alba que se gana con facilidad por la alargada cresta y que amplia las vistas que ya disfrutamos desde la ermita.

Desde la cumbre podemos descender por la ladera contraria o regresar a la ermita. En cualquier caso, debemos dirigirnos a la collada de Cuetu Ferreru, situada al norte de la Peña Alba.  Al este de la collada se abre un alargado valle ciego, un poljé, en el que desaparece el arroyo de la Fuente de los Ojos, cuyo sumidero es interesante visitar en época de aguas altas, cuando llega a inundarse parcialmente. Situados en Cuetu Ferreru empezamos a descender por la vertiente de Quirós, buscando la senda que se pega a las paredes meridionales de Peña Llampaza. La senda pasa por una llamativa hendidura en la base de la pared, entrando en la cabecera de una herbosa canal por la que desciende hacia unas esbeltas agujas a cuya derecha sigue descendiendo con fuerte pendiente.

Desde este punto la senda entre en el bosque y se retuerce buscando los mejores pasos entre las paredes calizas hasta que nos deposita en el punto de nacimiento de la Fuente Cuitu, un buen manantial que cuenta con una caseta de captación de aguas para el abastecimiento de Bárzana. Frente a la caseta sigue bajando la senda por entre lo que fueron fincas para cruzar más abajo el arroyo de Fuente Cuitu y salir a un buen camino que se dirige al norte, atravesando por entre las fincas de Pedrás, con varias cabañas.

Sigue la senda, ancha y con buen firme durante un buen tramo con poca pendiente, para después iniciar un pronunciado descenso sobre un camino que conserva su perfecto empedrado. La pendiente se agudiza mientras nos aproximamos a Bermiego, a donde entraremos por la parte superior, tras pasar junto a su depósito de aguas.  Y ya en Bermiego tocará visita a sus múltiples y adornados hórreos y por supuesto, a su renombrado texu.

alba2alba3

Senda Costera:

13 marzo 2017

cabecera

19 DE MARZO DE 2017

SENDA COSTERA: FIGUERAS (30 m) – TAPIA DE CASARIEGO (25 m)

Distancia: 16 Km

Desnivel máximo: 180 m

Salida a las 8:30

·

Hoy cubriremos uno de los tramos más occidentales de la ruta costera de Asturias, el que une las localidades de Figueras (Castropol) y Tapia de Casariego para lo que saldremos de la primera por la calle del Cotarelo que continúa por la carretera que, al norte y paralela a la Ría del Eo, discurre junto a los Astilleros Gondán, industria puntera en su sector y que alcanza la Ermita de la Atalaya o del Buen Viaje, con factura del Siglo XIX pero referencias a la misma ya en 1615 y localizada junto al estribo oriental del Puente de los Santos, que une Asturias y Galicia sobre las aguas del estuario del Eo.

Junto al área recreativa seguiremos la vía que discurre paralela a la Autovía del Cantábrico hasta el nudo por el que podremos cruzar bajo ella siguiendo al norte, por el ramal que indica hacia la Playa de Arnao. Dejaremos a la izquierda un primer camino por el que podemos acercarnos al Castelo d´Arroxo, con una baliza luminosa y buenas vistas sobre el mencionado Puente de Todos los Santos. Alcanzamos la Playa de Arnao, concurrido arenal en épocas estivales, con una nueva área recreativa junto a la pasamos mientras tomamos contacto con la pista de la senda costera que continúa al norte, entre amplias y llanas fincas. La pista se dirige a Punta de la Cruz, en el extremo norte de la Ría y que marca la bocana de la misma con una nueva baliza.

La senda bordea la Ensenada de Langosteiro, pasando por Punta Romela y Punta Espila, desde donde vemos los islotes de Islas Romelas, mientras vamos dejando a nuestra derecha una extensa plantación de arándanos, la mayor de Asturias y más allá a la mano contraria, el Campo de Tiro del Eo, tras el que alcanzamos un cruce en el que tomamos a la izquierda. La estrecha carretera va a ir bordeando una amplia área recreativa dotada de una pequeña charca o laguna en su parte inferior junto a la que pasamos, para seguir entre fincas hasta las primeras casas de Villadún junto a las que tomamos a la izquierda por la terrosa pista que sigue al norte, hacia Punta del Torno.

figueras1

Playa de Penarronda

Sin llegar hasta el final de la pista continuamos por un estrecho sendero que va a ir bordeando la línea de costa hasta alcanzar el extremo occidental de la extensa Playa de Penarronda, declarada Monumento Natural. Cruzamos a lo largo de toda la playa para salir del arenal por su extremo contrario pasando junto a la Ermita de San Lorenzo y más allá atravesar el pueblo de Santa Gadea, que cuenta con su propia playa, protegida por las Islas Pantorgas. La carretera asciende desde Santa Gadea para alcanzar el siguiente pueblo, el de Villamil, aunque no llegaremos a entrar en él pues junto a las primeras casas seguiremos por una nueva pista que sale a la izquierda. Esta pista desemboca en otra que se dirige a la Playa de Mexota, donde muere. Un sendero sigue el contorno a la derecha hasta alcanzar la siguiente playa, la de Serantes.

Cruzamos la playa a su extremo contrario y obviando las pistas, seguimos por la senda que contornea al borde del mar dirigiéndose a Punta Canlonga y Punta Campón y que sigue sobre los acantilados de Las Poleas. Allí pasa sobre una estrecha ensenada cuyas paredes caen totalmente verticales y sale a una estrecha pista que seguimos hasta que desemboca perpendicularmente en otra, por la que continuamos a la izquierda.

Esta se dirige hacia Punta Castelo, airosa atalaya, pero unos metros antes una senda entra a la derecha, perdiendo metros por medio de un tupido bosque hasta desembocar en la Playa de La Paloma. Si contamos con bajamar, podemos seguir por la playa,  pero en caso contrario saldremos de la misma ascendiendo por la pista hacia la rasa y entroncando con la estrecha carretera que, a la izquierda, va a pasar junto al Camping Entreplayas, cuando ya tenemos al frente las primeras casas de Tapia de Casariego.

La carretera pasa junto a los bloques de viviendas del barrio de La Reburdia, descendiendo hacia la Playa de Anguileiro, la principal de Tapia. A la altura del campo de fútbol, una pasarela nos permite cruzar sobre el río Anguileiro y salir a la antigua carretera nacional, por la que entramos en Tapia de Casariego, pudiendo continuar por el paseo que sobrevuela la margen derecha de la playa y que conecta con otro que nos conduce directamente al Puerto de Tapia, donde daremos por finalizada la ruta de hoy.

figueras2figueras3

Ruta de los colores del Valle Oscuru

6 marzo 2017

cabecera

12 DE MARZO DE 2017

RUTA DE LOS COLORES DEL VALLE OSCURU: TRESGRANDAS (115 m) – SANTA EULALIA (106 m) – PIE DE LA SIERRA (140 m) – CERECÉU – LA BORBOLLA – BOQUERIZU (110 m)

Distancia: 13 Km

Desnivel máximo: 330 m

Salida a las 8:30

·

Salimos del aparcamiento de Tresgrandas, tomando por la carretera AS-346 en dirección oeste, atravesando por entre las casas del núcleo hasta la salida del mismo en donde una señal en hierro forjado nos indica seguir por la carretera que baja a la izquierda, justo enfrente de un viejo potro de herrar. Dejamos atrás las últimas casas y nos adentramos en una zona de amplias praderías, siempre con la Sierra del Cuera al frente.

La carretera pierde altura poco a poco, aproximándose al cauce del arroyo la Pisa que discurre por el fondo del valle para poco después y sin llegar a él, remontar unos metros hasta alcanzar las casas de Santa Eulalia de Carranzo. A la entrada del pueblo pasaremos junto a una preciosa fuente, situada bajo la carretera. Solo unos metros más allá, una nueva señal de forja nos indica que debemos continuar subiendo por unas escaleras a la derecha. Estas nos conducen a través del pueblo hasta la iglesia. Por detrás de  esta, continúa un camino que con fuerte pendiente y sucesivas zetas alcanzará la carretera LLN-4 que habremos de cruzar, para seguir ascendiendo hacia la izquierda hasta desembocar en la pista que recorre toda la Sierra Plana de La Borbolla, donde alcanzaremos la máxima cota del día, la 228 m.

La pista discurre sin pendiente alguna hacia el oeste durante aproximadamente unos 700 m, pasando entre estupendas fincas hasta llegar a un cruce donde una nueva indicación nos marca el punto de inicio del descenso. Este camino nos lleva en primer término hasta la ermita de La Inmaculada Concepción y poco después a Pie de la Sierra, núcleo formado por barrios barrios, como los de Los Cándanos, Labiagu, La Casona, …

Una vez hallamos alcanzado de nuevo la AS-346 junto a una nueva fuente, tomamos a la derecha siguiéndola durante unos escasos metros hasta un cruce donde otra carreterina desciende a la izquierda, para continuar después sobre el lomo del pequeño cordal que separa los valles del arroyo La Pisa al norte y el de La Borbolla al sur, pasando por el pequeño núcleo de Cerecéu.

valle_oscuru_1

Nacimiento del río Cabra

Poco después del núcleo tomaremos a la derecha por otra estrecha carretera que desciende hacia La Borbolla, a donde llegaremos tras pasar por los barrios de Requexéu y La Quemá. La entrada a La Borbolla se produce cruzando una alargada avenida jalonada por numerosos pláganos. Cruzamos el pueblo que cuenta con buenas y arregladas casas con dirección sur, subiendo hacia los palacios de Braña Vieya y descender después a las casas de El Colláu.

Aquí merecerá la pena alargar un tramo la ruta en una visita de ida y vuelta al nacimiento del río Cabra. Un balizado camino desciende entre castaños hasta el nivel del río, donde pasaremos junto a un rehabilitado molino, para remontar después río arriba, pasando junto a los restos de otros antiguos ingenios hidráulicos hasta el nacimiento mismo del río. Este nace en una cueva, en donde se captaba el agua para el primero de los numerosos molinos que en otros tiempos aprovechaban sus aguas hasta su desembocadura. El lugar rezuma agua y el musgo recubre todas las superficies. Allí una placa colocada por un grupo de espeleólogos en recuerdo de un compañero nos ofrece una buena reflexión “No os toméis la vida demasiado en serio, de todas maneras no saldréis vivos de ella”. Acercarse aquí tras varios días de fuertes lluvias es un espectáculo que hace que merezca la pena repetirse esta parte de la ruta.

Tras la visita al nacimiento del río, regresamos por el mismo itinerario a las casas de El Collaú. La senda inicia desde ellas un descenso hasta el río Cabra, que se cruza a su margen derecha, continuando junto al mismo a través de un tupido bosque de ribera. Poco después cruzamos un arroyo y subimos hasta la ganadería de Ulpiones siguiendo más allá hasta la casa de La Campona junto a la que salimos a una carretera en la que tomaremos a la derecha. Esta acabará por desembocar en la AS-343 a la altura de Boquerizo, junto a una preciosa casa de indianos, frente a la que pasamos mientras avanzamos hacia La Cotera, un grupo de casas que como bien indica su nombre, se localizan en un punto alto.

La carretera inicia ahora un prolongado descenso en el que atraviesa el barro de Parrade hasta cruzar después sobre el río Cabra. Tras él, gana metros hacia el ya cercano núcleo de Tresgrandas, de donde partimos unos horas antes y en el que cerraremos esta guapa circular por el Valle Oscuru, a caballo entre los concejos de Llanes y Ribadedeva.

valle_oscuru_2valle_oscuru_3

Antroxu: San Claudio – San Pedro de Nora – La Bolguina

27 febrero 2017

cabecera

5 DE MARZO DE 2017

SAN CLAUDIO (184 m) – PEDREO (100 m) – SAN PEDRO DE NORA (90 m) – EL QUEXU (220 m) – LA BOLGUINA (125 m)

Distancia: 12 Km

Desnivel máximo: 240 m

Salida a las 10:00

·

Saldremos del centro del núcleo de San Claudio por la carretera de San Roque, que de dirige a los pueblos de Oteruelo, El Cotayón y más allá al de Pedreo. Las indicciones de estos pueblos nos confirmarán la buena dirección en los diferentes cruces que vayamos encontrando. Así, en el primero dejamos a la izquierda la carretera que sube a Cimadevilla y Areñes y en el siguiente a la derecha la de Espriella y Borreguera.

Alcanzado el pueblo de Las Heras, dejamos a la izquierda el ramal que sube a La Besa y en el siguiente obviamos el de La Llama y Maxia para tomar a la derecha en dirección a La Capiona. La carretera asciende hacia Villaverde donde dejamos a la izquierda la que sube a la iglesia y cementerio, siguiendo la que indica hacia Pedreo. Poco a poco vamos dejando atrás una zona densamente poblada para pasar a otra más rural, con las viviendas más diseminadas entre fincas y zonas arboladas.

La carretera avanza a lo largo del cordal que separa los valles del Nora a la derecha y del río de Llápices a la izquierda. Cerca de Pedreo pasaremos junto a un área recreativa, desde la que carretera, ya muy estrecha, pierde metros hacia las cercanas casas entre las que pasamos para seguir por una pista de hormigón que cruza sobre las vías del tren e inmediatamente después sobre el arroyo de Llápices. Remonta después para pasar sobre la autovía A-63 y sigue ascendiendo entre fincas para luego continuar paralela al ramal que desde la autovía baja hacia Trubia. Salimos así a una nueva carretera, la que desde Sograndio comunica con San Pedro de Nora, por la que bajamos hasta el nivel del río Nalón en la zona donde se encuentra embalsado por la presa del Furacón en la que se deriva éste al cercano río Nora, para proceder a su turbinado en la central hidroeléctrica de Priañes.

nora1

Iglesia de San Pedro de Nora

Ya por la AS-233 seguimos río abajo hasta llegar a la localidad de San Pedro de Nora en la que entramos tras cruzar el puente sobre el río Nora y en la que podemos visitar la iglesia de San Pedro de Nora, espléndido ejemplo de arte prerrománico asturiano. Construida en el Siglo IX, durante el reinado de Alfonso II es Monumento Nacional desde 1931 y presenta grandes similitudes con San Julián de los Prados y Santa María de Bendones.

Nada más cruzar el puente sobre el río Nora tomaremos el ramal de la derecha que conduce al cementerio. Desde él continúa una pista paralela la río Nora, por medio de un precioso bosque de ribera por la que pasaremos bajo la autovía. Poco más allá la pista da una cerrada curva a izquierda y gana metros hacia el núcleo de Campanal, saliendo de nuevo a la carretera AS-233, sin embargo justo antes de desembocar en ella, otra pista sube con fuerte pendiente a la derecha y por ella tomamos.

La pista va ganando metros por la ladera, poblada de monte bajo, en dirección al núcleo de Quexu alcanzando las primeras casas justo a la altura del restaurante Casa Florina. Seguimos por la carretera que desciende a la derecha, siguiendo las marcas amarillas de un PR y pasando por entre las diseminadas casas del núcleo hasta llegar a un cruce en el que desechamos el asfaltado ramal de la derecha y la pista de la izquierda, tomando la pista de hormigón que continúa de frente y en la que se mantiene las marcas del PR.

El camino desciende con fuerte pendiente por la ladera, buscando el fondo por donde discurre el río Nora y alcanzando las primeras casas de Gallegos, junto a las que reencontramos el asfalto. La estrecha carretera nos conduce rápidamente a la AS-232 solo unos metros por encima del denominado Puente Gallegos. Una pasarela de madera nos conduce al viejo puente. Ya al otro lado del río entramos de nuevo en el concejo de Oviedo y siguiendo por la carretera en menos de un kilómetro alcanzaremos el núcleo de La Bolguina y en él el Restaurante Casa Valdés, que marca el final de la ruta de hoy en la que celebramos el tradicional Antroxu.

nora2nora3

Rutas del Escayo y de la Huella del Oro

20 febrero 2017

cabecera

26 DE FEBRERO DE 2017

NAVELGAS – RUTA DEL ESCAYO MUÑALÉN – MUSEO DEL BOSQUE – SENDERO DE LA HUELLA DEL ORO – NAVELGAS

Distancia: 10,5 Km

Desnivel máximo: 340 m

Salida a las 8:00

·

Iniciamos nuestra andadura en el centro de Navelgas, localidad premiada con el Premio al Pueblo Ejemplar de 2003, saliendo por la carretera en dirección de Bárcena de Monasterio que cruza sobre el río Navelgas, y siguiéndola hasta el cruce de Tarantiechos, en el que tomaremos por su carretera hasta desembocar en el caserío de Vichavera. Sin entrar a él seguiremos por el camino forestal que recorre el monte de Genestosa avanzando a través del bosque para cruzar poco después el puente de Malcavar, tapizado de musgo y sobre el arroyo de Carbaín. Tras él la senda remonta unos metros aproximándose a la vaguada del arroyo Pomarín, pero sin llegar a cruzarlo, desciende hasta las orillas del río Navelgas, cruzando por el puente de Carceda, aguas abajo del Molín del Xepu. Al otro lado del río encontraremos un cruce en el que desentendiéndonos del ramal de la izquierda, tomaremos el de la derecha que sube hasta Folgueras de Muñalén.

La senda alcanza la carretera TI-8. En este momento hay que decidir si seguir la carretera hasta Muñalén para visitar el Museo del Bosque, o seguir por la Ruta del Escayo. En el primer caso la carretera nos conducirá directos a Muñalén. Allí se localiza el museo dedicado a la simbiótica relación entre hombre y bosque. Y es que durante siglos los habitantes de estos valles vivieron en un régimen de autosuficiencia en el que el bosque fue un elemento fundamental satisfaciendo todas sus necesidades, tales como combustible, alimento o madera para la construcción de casas, muebles y utensilios. El museo se abre en medio de un bosque y en él se muestran diversas construcciones tradicionales como toxar, carbonera, xoxa, panera, cortín, molino, caleiro, batán y arietes.

navelgas1

Ruta del Escayo (Fuente: Web del Ayuntamiento de Tineo)

Si deseamos obviar la visita, seguiremos la carretera solo unos metros en dirección a Navelgas, para tomar en seguida a la derecha el acceso a Folgueras. Junto a las primeras casas tomamos por una pista que sube a la izquierda. La pista asciende por mitad del bosque hasta desembocar, ya a bastante altura, en una nueva pista en la que tomamos a la izquierda. El rápido y pendiente ascenso continúa de esta forma por un tramo sin apenas desnivel que corta la Sierra del Balbón. La pista se dirige a una amplia collada en la que pasamos a la cara norte de la sierra, bajando hacia la carretera de Naraval, donde conectamos con el Sendero de la Huella del Oro.

Sobre las minas de oro de Navelgas, el folleto editado por el Ayuntamiento de Tineo indica lo siguiente: “Las minas romanas de oro de Navelgas tienen la particularidad de formar parte de un complejo aurífero explotado por medio de trincheras subterráneas, aún visibles hoy en día. Los canales y lavaderos de Lavadoira y Santiago de Cerredo, las explotaciones de la Sierra de L´Ouro, entre Navelgas y Naraval o los canales y depósitos de la Presa del Moro, dan fe de los esfuerzos realizados: el desmonte para la extracción y los canales, depósitos y vías exigieron gran cantidad de materia prima (madera, piedra, cal, arcilla, …) y cambiaron el paisaje. Tras dos siglos de actividad, las minas dejaron un área devastada, un paisaje lunar. Los restos fueron cubiertos por una capa vegetal, notablemente diferente de la del resto del valle, asentada en rocas ácidas y pobres en carbonato cálcico. Helechos y yedras precedieron a madreselvas, ruscos, arándanos, espinos, … y en pocos decenios la zona recuperó el manto vegetal perdido. Uno de los atractivos de la ruta es su frondosa, casi selvática, vegetación”.

Dejamos la carretera entrando por un sendero a la izquierda. El PR.AS-195 está balizado de forma circular, para poder visitar varios depósitos de agua excavados en el terreno de los que se utilizaban para la explotación minera, un magnífico calero de planta cuadrada y los restos de la mina de Entrepeñas, inundada en la actualidad, tras lo que el camino desciende por mitad del bosque hacia la bolera y el área recreativa, desde la que una pista nos conduce a la carretera de Luarca en la que tomaremos dirección a Navelgas. De vuelta a Navelgas merecerá la pena la visita al Museo del Oro de Asturias, ubicado en la Casona Capalleja, en el barrio de San Nicolás, que ofrece una espléndida exposición alrededor del oro, de la historia de su explotación, de su valor histórico, religioso, de avances médicos y tecnológicos, de ingenierías magistrales, de astures y romanos, y de las leyendas que nos cuentan historias de lucha, poder, ritos y símbolos alrededor de él.

navelgas2navelgas3

Ruta de los Molinos de Illas

13 febrero 2017

cabecera

19 DE FEBRERO DE 2017

RUTA DE LOS MOLINOS DE ILLAS

Y LAS CASCADAS DE FRIERA

(ASCENSO AL PICO GORFOLÍ)

Distancia: 12+5 Km

Desnivel máximo: 350+380 m

Salida a las 9:00

·

Saldremos del aparcamiento de la Parrilla La Blimal en Panizales, bajando por la carretera en dirección a Avilés durante unos 500 m hasta el punto donde el PR.AS-49 “Ruta del Agua” cruza la carretera, debiendo tomar el ramal que entra a la izquierda, en dirección a Pillarno. Enseguida alcanzamos un primer puente sobre el arroyo Roxico y poco después un segundo puente sobre el arroyo Casal, tras el que dejamos a la derecha la senda de la Ruta del Agua, que se dirige a Pillarno, para tomar el ramal de la izquierda, correspondiente a la Ruta de los Molinos de Illas, que va a subir paralela al arroyo Casal.

Poco después alcanzamos el primer molino, el de Velasco que se conserva en perfecto estado gracias a la rehabilitación efectuada en 1999 y que constituye el mayor reclamo de la ruta. Seguimos río arriba, dejando a la derecha la antigua central eléctrica que hace años suministraba electricidad a gran parte del municipio. Poco más arriba se encuentra el segundo molino, el de Las Vegas. Seguimos subiendo, cruzando varios puentes hasta que pasemos cerca del Palacio de Bárcena, de los siglos XVI y XVII, que cuenta con torre de planta cuadrada y capilla dentro de una amplia finca cerrada por un muro de piedra. Mientras ganamos altura vemos a nuestra izquierda la Sierra de Taborneda que vamos a recorrer más tarde. Alcanzamos la carretera por la que seguimos un corto trecho hasta llegar a Callezuela, capital del concejo de Illas y donde podremos visitar su iglesia parroquial de San Julián de Illas, de los siglos XVII y XVIII, construida sobre otra anterior que ya aparecía recogida en el testamento de Alfonso III en el año 905.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cascadas de Friera

Precisamente por detrás de la iglesia deberemos seguir, tomando el Camino de Sollovio que desciende hacia el arroyo Faxeras, en el que se localiza un nuevo molino, el de Sollovio, junto al recinto del área recreativa de la piscina. Desde el molino un ancho camino empieza a ganar altura por entre un bosque de eucaliptos, próximo al cauce del arroyo Perrel, hasta alcanzar la collada del Cerrón en la que cambiamos de vertiente. Seguimos la pista que pierde metros hasta cruzar el arroyo de Santos. Al frente vemos destacar las antenas del Bufarán o Friera, el erróneamente llamado Gorfolí,  mientras la pista desciende internándose en el bosque del Monte Pasadorio hasta cruzar un segundo arroyo, el de Valbona. Poco después de este segundo cruce, buscaremos una senda que se interna a la izquierda hacia la Pinguera de Abajo, buscando la cercanía del arroyo. El sonido de la cascada de Friera nos anticipa su ubicación. Se trata de una doble cascada, pequeña quizás, pero en un entorno precioso al situarse en mitad del bosque de Los Cantarinos, perfecto ejemplo de lo que es un bosque autóctono, que llama más aún la atención teniendo en cuenta el inmenso eucaliptal que lo rodea. Según el montañero y escritor Victor Villar Pis, el verdadero nombre de la cascada de Friera es el de cascada de El Cayu la Guelta o Gualta y salvan en total unos 10 o 12 m de altura.

De vuelta a la pista seguimos bajando aproximándonos al núcleo de Friera. A la entrada del mismo tomamos a la derecha, pasando entre sus casas y siguiendo por la estrecha carretera que desciende poco a poco mientras disfrutamos de una buena vista sobre gran parte de Illas. Llegamos a las primeras casas de Taborneda. Pasamos frente a la antigua escuela y seguimos de frente cruzando el arroyo de Llaín para ir bajando hasta desembocar en la carretera AS-321 junto a la capilla de San Antonio Abad. Si nuestra intención de coronar el Pico Gorfolí, en un cruce que se localiza antes de llegar a la capilla podremos tomar a la derecha, subiendo hacia las casas de Llanos. Por entre ellas asciende una pista que va a ganar una collada en la ladera norte de la Sierra de Taborneda. Desde ésta, un estrecho sendero serpentea por entre el monte bajo, mayormente cotoya, siguiendo el filo del cordal hasta alcanzar la cumbre del Gorfolí, atestada de casetas, antenas y repetidores, pero que a cambio nos devuelve unas preciosas vistas, como una buena panorámica de Avilés y su ría. Ascender al Gorfolí alarga la ruta en unos 5 Km y le añade unos 380 m de desnivel en los que podremos invertir una hora y media más.

En caso contrario o una vez descendamos del Gorfolí, justo frente a la capilla y cruzando la carretera, continúa una pista que desciende hacia un amplio collado en medio de buenas fincas. En él tomamos el ramal de la izquierda que va a bordear por el oeste la redondeada cumbre de El Tinteru para acabar saliendo por el caserío de Fontrobán, de nuevo a la AS-321 por la que, ahora si, seguiremos bajando durante algo menos de 1 km hasta llegar, de nuevo, al aparcamiento de la parrilla La Blimal, donde finalizaremos la ruta.

friera2friera3

Podeis ver las fotos de la ruta en nuetro perfil de Facebook, pinchando AQUI