Skip to content

PRC LE-59 Por Valdehuesa

24 abril 2017

cabecera

30 DE ABRIL DE 2017

PRC LE-59 “POR VALDEHUESA”

Distancia: 4,2 Km

Desnivel positivo máximo: 150 m

Duración aproximada: 2 horas

Salida a las 8:00

·

Para el Puente del Primero de Mayo hemos programado una visita el domingo 30 a Valdehuesa, en León, pueblo próximo al Embalse del Porma. En él se han organizado dos actividades. Por la mañana realizaremos una corta ruta, siguiendo el PRC LE-59 “Por Valdehuesa” con ascenso a la Peña la Arbellosa. Tras el itinerario, tenemos reservada a las 15:30 horas la visita al museo de la fauna salvaje localizado entre las localidades de Valdehuesa y Boñar.

LA RUTA

Partiendo del pueblo de Valdehuesa y acompañando al arroyo del mismo nombre, comenzamos una leve ascensión por este estrecho camino con dirección a la Peña Arbellosa. Dejando siempre los caminos secundarios que van surgiendo en nuestro trayecto a la derecha, alcanzaremos una joven repoblación.


Continuaremos por esta pista forestal hacia el collado, donde podremos contemplar la espléndida vista de los Picos de Europa, que con el fondo característico formado por las yermas rocas calizas de estos macizos montañeses y arropadas en la base por los verdes valles plagados de árboles caducifolios y con el Embalse del Porma como alfombra azulada, nos permiten vislumbrar la amplitud y contrastes del entorno único y protegido de los Picos de Europa.

Valdehuesa1

Vista del Embalse del Porma desde la ruta (Fuente: Ayuntamiento de Boñar)

Continuando el caminar y llegados al final de esta pista forestal, nos encontraremos a escasos metros con la que será la rampa más acusada de toda la ruta, transcurriendo esta por una estrecha vereda nos guiará al Collado de Las Praderonas. Desde este punto podremos contemplar los prados de pastoreo del estrecho valle de Valdehuesa, resguardados por una pared de roca caliza que los protege de los fríos vientos del norte provenientes del cantábrico.

Comenzaremos de esta forma el tendido descenso por la pista forestal a través de jóvenes pinos y pastos hasta llegar a la carretera, que nos llevará de nuevo a  Valdehuesa, punto de partida inicial.

EL MUSEO

Se trata de un museo creado gracias al fundador y donante de la colección, el Dr. Romero Nieto, presidente de la Fundación que lleva su nombre y cuya entidad se encarga de gestionarlo, en colaboración con la Diputación provincial de León, el Ayuntamiento de Boñar, la Universidad de León y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, así como la Confederación Hidrográfica del Duero. Fue inaugurado el año 2004 y cuenta con representaciones de la fauna procedente de los cinco continentes:

  • 400 mamíferos grandes y completos de todos los continentes

  • 200 pequeños mamíferos

  • 100 primates

  • 50 reptiles

  • 6.000 especies diferentes de insectos

  • Más de 2.000 aves donadas por José Luis Blanco y que completan los dioramas de las salas de mamíferos.

  • Aproximadamente 5.000 m2 de pintura al fresco, realizados por el naturalista de gran prestigio León Frías, habiendo colaborado también Silvia Doménech y Juan Antonio López.

    valdehuesa2valdehuesa3

Majadas de los Lagos de Covadonga

17 abril 2017

cabecera

23 DE ABRIL DE 2017

MAJADAS DE LOS LAGOS: LAGO ERCINA (1.108 m) –
LAS BOBIAS (1.255 m) – FUENTES (1.423 m) – CEÑAL (1.383 m) –
EL FORCÁU (1.492 m) – VEGA EL PARÉ (1.305 m) – LAGO ERCINA

Distancia: 12 Km

Desnivel positivo máximo: 600 m

Duración aproximada: 6 horas

Salida a las 8:00

·

Saldremos del Campu la Tiese, junto al Lago Ercina, para tomar el conocido camino de Ariu que a la izquierda del lago, sube bajo las paredes del Picu Llucia pasando junto a las cabañas de La Veguina y el Brazu para cruzar por el Jou del Beduyal y ascender por la Cuenye las Bobias, que dan paso a la amplia majada de Las Bobias. Las Bobias es buena majada, amplia, con extensos pastizales, numerosas cabañas y buena fuente. Al sur queda cerrada por la larga crestería del Cantu Ceñal, al que hoy acabaremos por darle la vuelta y que se alza sobre el hayedo de Los Joyaquinos.

Cruzamos la vega, pasando junto a su fuente, y continuamos por el PR-PNPE-4 “Vega de Ariu”. Ascendemos por La Canaleta dejando abajo, a nuestra izquierda, la majada de La Redondiella y nos aproximamos al valle Cabrital a la derecha del camino. En su fondo se forman tremas que inundan la vega de Llaguieyu. La senda cruza en incipiente arroyo y acomete el ascenso por Las Reblagas por las que vamos subiendo el alargado valle de Las Campizas.

A la derecha iremos dejando Cabeza las Fuentes. Sin llegar a culminar el valle de Las Campizas deberemos abandonar el camino de Ariu para tomar un ramal que sale a la derecha y que aprovechando una canga herbosa va a ir bordeando la cara norteña de Cabeza las Fuentes. La senda gira al sur y asciende por un encajonado jou hasta alcanzar una collada en la que sale a una zona mucho más despejada en la cara oeste de Cabeza las Fuentes. El enconchado sendero continúa al sur sin apenas desviarse hasta alcanzar las cabañas de la majada Fuentes, o mejor dicho Juentes (con hache aspirada).

En la majada se conservan cuatro o cinco cabañas en uso y numerosos corros de ganado. Salimos de Juentes hacia el noroeste, cruzando la margen izquierda de los Llanos del Sordu, de mejor andar que la contraria, para luego empozarnos al fondo de la vega donde se localiza la majada de Sobrecornova con una solitaria cabaña y una llamativa cueva sobre ella, utilizada como redil de ganado.

majadas1

Majada de El Tolleyu con el Cantu Ceñal al fondo

Salimos de la escondida majada ascendiendo por la izquierda de la cueva. Sobre ella se conservan los restos de otra antigua majada, hoy totalmente en ruinas, la de Piedra Llana. En ella la senda gira al oeste y acomete un tramo sumamente quebrado de difícil orientación en donde el sendero serpentea entre las rocas y que acabará por sacarnos a la vega de El Jondón, antesala de la Vega Ceñal, cuya majada se ubica en el extremo occidental de la misma.

Antes de alcanzar la majada Ceñal podemos acometer el ascenso al Cantu Ceñal, sumamente sencillo desde nuestra posición, recorriendo el alargado lomo del cordal que sin mayores problemas y tras superar un par de antecimas, culmina en la cumbre del Cantu Ceñal coronado por una cruz y que nos ofrece unas espectaculares vistas de la mayor parte del itinerario de hoy, así como de las principales cimas del Macizo del Cornión.

Hayamos hecho cumbre o no, regresamos a la majada Ceñal, con varias cabañas y un vallado para el ganado. Por detrás de las cabañas, al sur, ascenderemos por la marcada canal que se abre entre Cantu la Cuerria y el Cantu L´Empóu y que culmina en El Forcáu, donde se localiza la antigua majada de El Forcáu, hoy completamente en ruinas. Descendemos la ladera al oeste, bordeando por ese lado el Cantu la Cuerria y alcanzando de esta forma la cercana majada del Tolleyu.

Desde el Tolleyu acometemos el descenso a la Vega´l Paré, si bien es aconsejable no llegar hasta su fondo ya que sus tremas la mantienen permanentemente inundada. La senda la bordea por la izquierda pasando bajo el “paré” que le da nombre y saliendo de ella por su extremo norte. Pasamos por El Toyu, donde podemos optar por salirnos a la izquierda y volver por las Reblagas, o seguir bajando por el valle y un poco más abajo pasar por La Canaleta con una solitaria cabaña y desde la que un empinado sendero nos deposita junto al extremo sur del Lago Ercina. Ya solo queda bordearlo por su izquierda hasta alcanzar de nuevo el Campo la Tiese, punto final de la ruta.

majadas2majadas3

Pico Espina desde Ayones

3 abril 2017

cabecera

9 DE ABRIL DE 2017

AYONES – FAEDO – LAS PANICIEGAS – PICO ESPINA – BUSTIELLO DE AYONES – PONTIGÓN

Distancia: 13,3 Km

Desnivel positivo: 263 m

Desnivel negativo: 881 m

Duración aproximada: 3 y 1/2 horas

Salida a las 8:00

·

 Una vez más programamos una ruta con nuestros compañeros del Grupo de montaña Estoupo de Luarca, que han preparado una travesaía entre Ayones y Pontigón, con ascenso al pico Espina.

.

La ruta transcurre casi en su totalidad por la Parroquia de Ayones, situada en la zona sur-oriental del Concejo de Valdés, dentro del Paisaje Protegido de la Cuenca del Esva. Las sierras de Adrado y de Pereda sirven de límite de la parroquia, por el sur, con el vecino Concejo de Tineo. El arroyo del Alba o Riocamín, los de Trieves, Castro y Selveras, afluentes del río Llourín, que a su vez es tributario del río Esva, riegan el ámbito parroquial.

Iniciamos el recorrido en Ayones (530m.) tomando una pista asfaltada al principio,  que por la derecha sale en dirección mediodía desde la salida del pueblo, siguiendo la AS-359. Deberemos pasar por alto dos sucesivos desvíos hacia la derecha para continuar entre praderías, descendiendo por un marcado camino que se interna en un bosquete de castaños y árboles de ribera y que tras varias revueltas nos conduce hasta el arroyo de Faedo, que más abajo pasa a denominarse de Trieves, como ocurre con muchos arroyos que van tomando el nombre de las tierras que riegan. Vadeado su curso, hemos de pasar junto a los restos de cinco antiguos molinos, ya sin labor alguna por el abandono general de la agricultura tradicional y ascenderemos por un bosque para encontrarnos con las primeras casas del pueblo de Faedo, desplegado a nuestra izquierda. Seguimos la traza del camino que en paralelo a la carretera nos acerca (aproximadamente una hora de caminata)  al pueblo tinetense de Las Paniciegas  (550 m. de altitud). A nuestra derecha y a pocos metros dejamos la Campa de Trieves, con la fuente santa y el santuario dedicado a la Virgen de Trieves, donde cada 15 de agosto se celebra una romería que convoca a los vecinos de la parroquia y lugares cercanos.

Recorremos unos 200 metros por la autonómica AS-359 para abandonarla tomando una pista que en dirección norte se dirige al lugar de Los Cabanares. Pronto tomamos un camino que surge por la derecha y que en ligero ascenso nos conduce por la ladera occidental del Pico el Chano o El Cimblo (744 m) hasta la zona conocida como El Campiecho. Continuamos faldeando el Monte Cheidosa (772 m.) hasta el Campo la Artosa y ya nos encontramos en la antesala del techo de la ruta, el Pico Espina (793 m.), que sirve de límite orográfico natural entre los Concejos de Tineo y Valdés, al cual podemos ascender siguiendo la pista que culmina en la zona cimera donde han colocado una antena de televisión (dos horas de recorrido), un vértice geodésico y un buzón de cumbres instalado el 14 de junio de 2009 por los Grupos de Montaña Civilu de Oviedo y Estoupo de Valdés  organizadores de la Fiesta Montañera para celebrar San Bernardo de Menthón, patrón de  los montañeros. El pico es una excelente atalaya a los cuatro vientos desde la que vislumbramos la rasa costera y la zona de Tineo, Navelgas, Villayón…

Tras disfrutar de la privilegiada panorámica, hemos de descender hasta la Braña de Pena, y en el Campo de Veiga Espina, tomar un camino forestal que vira hacia el sur, encarando después hacia poniente mientras transita por la alomada Sierra de Bustiello, siguiendo la línea formada por el Pico Traviesa o alto El Costazo (654m.) y el Pico Gamotoso (633m.), para finalmente derivarse por la falda norte del Pico La Cogolla o Bustiello (564 m.) hasta encontrar (tres horas de recorrido) el pueblo de Bustiello de Ayones (372 m.).

En Bustiello nos detendremos a  admirar el proyecto denominado Yacimiento de la Memoria Rural, del artista naviego, Juan Méjica, emprendido por la Junta Vecinal de Bustiello con trabajo en común organizado en sextaferias. Este museo al aire libre lo conforma un conjunto arquitectónico de arte vanguardista: esculturas, pinturas, cerámicas, vidrios…etc. que ha logrado convivir en armonía en el mismo corazón de esta aldea, transformando una sencilla capilla, un horno de pan, etc. en verdaderas obras de arte.

Solo queda descender hasta el pueblo del Pontigón, tras recorrer, en unos veinticinco minutos, el antiguo camino carretero que antes de trazar la actual carretera constituía la única vía directa de comunicación para acceder a Bustiello.

ayones2

ayones3

ayones4

Pico Paisano desde La Borbolla

27 marzo 2017

cabecera

2 DE ABRIL DE 2017

LA BORBOLLA (98 m) – PICO PAISANO (804 m) –

MINAS DEL PILAR (562 m) – ALEVIA (325 m) – PANES (28 m)

Distancia: 15 Km

Desnivel positivo máximo: 850 m

Duración aproximada: 7 horas

Salida a las 8:00

·

La ruta partiendo desde La Borbolla se efectuará unicamente con garantía de buen tiempo, ya que el acceso a la zona alta de la sierra es complejo. Es caso contrario se saldrá desde Noriega.

De esta forma, saldremos de La Borbolla por la pista que se dirige al sur hacia las fincas de Braña Vieya. La pista gana metros para asomarse después al valle del arroyo que baja hacia el pueblo. Allí muere la pista, pero un marcado sendero desciende hacia el arroyo y empieza a remontar valle arriba.

Alcanzamos la parte inferior de una primera finca con una cabaña en su extremo contrario hasta donde seguimos continuando hasta una segunda cabaña, ésta en la parte inferior de una finca. Junto a ella tomamos otra senda que empieza a ganar metros hacia la izquierda, abandonando el valle. La senda sube por la Cuesta Borbolla por terreno que en otros tiempos fueron fincas, ascendiendo con tendencia a la izquierda a ganar el lomo del cordal para entrar en una abandonada finca en la que giramos a la derecha, cortando por una nueva finca y seguir remontando por el fondo de la vaguada para salir poco después de ella a la derecha, hacia los restos de varias cabañas en lo alto del cordal, por cuyo filo seguimos remontando poco a poco hasta alcanzar el nivel de una nueva finca que nos queda a nuestra derecha.

Por encima de ella deberemos buscar el mejor paso que con tendencia a la derecha ha de llevarnos a pasar bajo un primer cotero, que rodearemos para seguir subiendo por trochas de ganado por el fondo de una vaguada tras la que giraremos a la izquierda a ganar el Jorcáu Huerres, una marcada collada que nos da acceso a la zona alta de la Sierra del Cuera, accediendo a la zona de Braña Huerres, con una fuente unos metros por debajo de la collada, hasta la que tendremos que bajar. Hasta la fuente llega una marcada senda procedente desde las Minas del Pilar y que recorre el alargado valle que se forma entre las dos alineaciones de cumbres de la sierra en esta zona, destacando ya en la línea meridional el objetivo de hoy, el Pico Paisano. Seguiremos esta senda durante un tramo para luego ir ganando metros poco a poco por la ladera norteña de la sierra, aproximándonos a la base del Pico Paisano, al que accedemos por una marcada vaguada que se forma entre éste y la inmediata cima situada a su derecha.

paisano0

Pica de Peñamellera y Picos de Europa desde el Pico Paisano

En la cumbre nos espera una pequeña capilla dedicada a San Antonio, una placa en memoria de los emigrantes y sobre todo las excepcionales vistas que ofrece esta modesta cumbre, auténtico balcón sobre el valle del Cares y los Picos de Europa. A la mano contraria el Cantábrico perfila la línea de costa de Asturias y Cantabria. Cuenta la historia, que el Pico Paisano se denominaba anteriormente Pico de la Cueva de la Jorcá, y pasó a denominarse Pico Paisano en honor al indiano de Abándames Teodoro López Rubín, quién se encomendó a San Antonio al alcanzarle una gran tormenta en su cumbre. Tras salir sano y salvo de la misma, para dar gracias al santo, construyó primeramente un gran monolito de piedras, que visto desde los pueblos de alrededor, asemejaban a un paisano. Años después, tras regresar como un adinerado indiano, costearía la construcción de la capilla que hoy, corona la cima.

Desde cumbre descenderemos al este, hacia las fincas de La Pipa donde hay fuente y más allá a las de Estenes desde donde sigue una buena pista que cruzando el collado Los Gamonales nos conducirá a las antiguas Minas del Carmen, minas de hierro y magnesio, de las que quedan numerosos elementos, como cargaderos, tuberías, restos de almacenes y oficinas y un par de depósitos de agua. Hoy la explanada la ocupa también un recinto para el ganado.

Desde las Minas del Pilar, tendremos dos opciones para alcanzar el pueblo de Alevia. Justo a la altura de las minas y en la vertiente de Panes, se abre como una balconada el punto por donde transitaba un cable con el que se bajaba el mineral de la mina. En ese mismo punto arranca la senda de La Escala que de forma inverosímil se descuelga por aquella ladera con cortas zetas hasta un punto en el que, ya con menor pendiente, se dirige con tendencia a la izquierda y pasando sobre los Cerros de San Martín, hacia el pueblo de Alevia, entrando en el mismo junto a su lavadero. Otra opción más cómoda y sencilla, si bien más larga, será salir de las minas hacia el oeste, ascendiendo ladera arriba hasta alcanzar unas fincas que se localizan a esa mano y desde ellas dirigirnos hacia el Pico Llueres, coronado por varias antenas. Saldremos así a la pista que les da servicio y que llega desde Alevia, realizando el resto del descenso por ella y entrando en el pueblo, igualmente por su parte superior, junto al lavadero. Cruzaremos enteramente Alevia hasta su parte inferior, pudiendo visitar la iglesia de San Juan Bautista, con elementos románicos y góticos y la llamativa Torre del Reloj, situada al lado de la iglesia y que tal parece un faro alumbrando al valle del Deva. Desde aquí, nos restarán unos 3 Km de carretera hasta alcanzar Panes, punto final de la ruta de hoy.

En caso de mal tiempo, obviaremos la ruta desde La Borbolla y la saldremos de Noriega por la carretera de La Borbolla, para aproximadamente a un kilómetro, tomar a la izquierda la estrecha carreterina que sube al barrio de La Pereda, desde donde continúa una buena pista por el lomo de la sierra para, tras pasar junto a un depósito de agua, empezar a subir por entre las fincas de El Sel. La pista sigue subiendo por la ladera, tomada de monte bajo hasta alcanzar las fincas de El Acebal. Desde ellas unos cortos zigzag nos elevan hasta un cruce, en el que tomaremos el ramal de la derecha para continuar subiendo ladera arriba, dejando a nuestras espaldas una espléndida vista de la rasa costera, hasta que tras pasar junto al Cueto de la Joyá de Antón desemboquemos en la hondonada donde se ubicaban las antiguas Minas del Pilar.

paisano2.jpg

paisano3

Peña del Alba

20 marzo 2017

cabecera

26 DE MARZO DE 2017

ALTO DE LA COBERTORIA (1.200 m) – ERMITA Y PEÑA DEL ALBA (1.308 m) – BERMIEGO (800 m)

Distancia: 14 Km

Desnivel positivo máximo: 400 m

Salida a las 9:00

·

Iniciamos nuestra andadura en el Alto de la Cobertoria tomando por la pista que, con fuerte pendiente ya desde los primeros metros, se dirige con dirección norte hacia el conocido Prau Llaguezos, donde todos los años se desarrolla la llamada Fiesta del Corderu, declarada de interés turístico nacional. La pista mantiene buen firme mientras asciende por las estribaciones meridionales de la Sierra del Aramo hasta desembocar en la campera del Prau Llaguezos. Salpicada de acebos y con un refugio en el centro, la vega se asienta en lo más alto de la alomada cumbre del Mesqueru, en la que también hay catalogada una necrópolis del Neolítico, reutilizada en la Edad de Bronce.

Cruzando la vega empezamos a perder altura por la vertiente contraria. La pista ha dado paso a un sendero que desciende hacia la cercana Collá del Fresnu, por la que cruza la estrecha carretera que sube hacia el Gamoniteiro. Sin llegar a pisar asfalto tomaremos el sendero que en la propia collada sale a la izquierda y que va a ir faldeando la cara sur del cordal de Peña Podre. Esta senda pierde algo de altura en los primeros metros para continuar en llano a continuación. Vamos a ir cruzando las vaguadas que caen hacia Llanuces, mientras nos aproximamos a las Morteras de Muriellos. La vista de estas nos queda oculta por un primer cordal que cae desde la cumbre de Peña Podre y que separa el valle de Llanuces del de Muriellos. Antes de alcanzar dicho cordal, deberíamos ir ganando poco a poco algo de altura, pasando de una senda a otra, avanzando sobre las múltiples trochas de ganado que en horizontal cubren toda la ladera. De esta forma alcanzaremos el cordal por encima de la línea de árboles, entrando así en la alfombrada ladera que forma las Morteras de Muriellos. En el límite superior de las últimas fincas reencontraremos una buena senda que avanza en horizontal hacia la collada de Ordiales, en lo alto de un nuevo cordal que separa en esta ocasión el valle de Muriellos, del de Salcedo.

En Ordiales obviaremos el ancho camino que a la izquierda desciende hacia Muriellos para seguir por la senda que continúa en llano cruzando sobre el valle de Salcedo y que se dirige a un nuevo cordal, tras el que se esconden las Morteras de Salcedo, cuando ya es bien visible en el extremo izquierdo de este cordal, la cumbre de la Peña Alba. La senda gana unos metros para alcanzar el cordal, dando vista a las vastas Morteras de Salcedo.

alba1

Cabañas en Texera

Por lo alto del cordal, un ancho camino desciende hasta las cabañas de Texera, arregladas y con buen acceso rodado desde Salcedo. Esta carretera sirvió de final de etapa durante la Vuelta Ciclista a España de 2015. Cruzamos Texera de parte a parte, aproximándonos a la base de la Peña Alba, por la que asciende un buen camino que cruza un bosquete de robles hasta alcanzar el Santuario de la Virgen del Alba, construido en el Siglo XVI y que cuenta con un interesante retablo del XVIII. La ermita está presidida por tres grandes cruces que se alzan sobre un mirador de excepción del valle de Quirós. Próxima y solo unos metros por encima se halla la cumbre de la Peña Alba que se gana con facilidad por la alargada cresta y que amplia las vistas que ya disfrutamos desde la ermita.

Desde la cumbre podemos descender por la ladera contraria o regresar a la ermita. En cualquier caso, debemos dirigirnos a la collada de Cuetu Ferreru, situada al norte de la Peña Alba.  Al este de la collada se abre un alargado valle ciego, un poljé, en el que desaparece el arroyo de la Fuente de los Ojos, cuyo sumidero es interesante visitar en época de aguas altas, cuando llega a inundarse parcialmente. Situados en Cuetu Ferreru empezamos a descender por la vertiente de Quirós, buscando la senda que se pega a las paredes meridionales de Peña Llampaza. La senda pasa por una llamativa hendidura en la base de la pared, entrando en la cabecera de una herbosa canal por la que desciende hacia unas esbeltas agujas a cuya derecha sigue descendiendo con fuerte pendiente.

Desde este punto la senda entre en el bosque y se retuerce buscando los mejores pasos entre las paredes calizas hasta que nos deposita en el punto de nacimiento de la Fuente Cuitu, un buen manantial que cuenta con una caseta de captación de aguas para el abastecimiento de Bárzana. Frente a la caseta sigue bajando la senda por entre lo que fueron fincas para cruzar más abajo el arroyo de Fuente Cuitu y salir a un buen camino que se dirige al norte, atravesando por entre las fincas de Pedrás, con varias cabañas.

Sigue la senda, ancha y con buen firme durante un buen tramo con poca pendiente, para después iniciar un pronunciado descenso sobre un camino que conserva su perfecto empedrado. La pendiente se agudiza mientras nos aproximamos a Bermiego, a donde entraremos por la parte superior, tras pasar junto a su depósito de aguas.  Y ya en Bermiego tocará visita a sus múltiples y adornados hórreos y por supuesto, a su renombrado texu.

alba2alba3

Senda Costera:

13 marzo 2017

cabecera

19 DE MARZO DE 2017

SENDA COSTERA: FIGUERAS (30 m) – TAPIA DE CASARIEGO (25 m)

Distancia: 16 Km

Desnivel máximo: 180 m

Salida a las 8:30

·

Hoy cubriremos uno de los tramos más occidentales de la ruta costera de Asturias, el que une las localidades de Figueras (Castropol) y Tapia de Casariego para lo que saldremos de la primera por la calle del Cotarelo que continúa por la carretera que, al norte y paralela a la Ría del Eo, discurre junto a los Astilleros Gondán, industria puntera en su sector y que alcanza la Ermita de la Atalaya o del Buen Viaje, con factura del Siglo XIX pero referencias a la misma ya en 1615 y localizada junto al estribo oriental del Puente de los Santos, que une Asturias y Galicia sobre las aguas del estuario del Eo.

Junto al área recreativa seguiremos la vía que discurre paralela a la Autovía del Cantábrico hasta el nudo por el que podremos cruzar bajo ella siguiendo al norte, por el ramal que indica hacia la Playa de Arnao. Dejaremos a la izquierda un primer camino por el que podemos acercarnos al Castelo d´Arroxo, con una baliza luminosa y buenas vistas sobre el mencionado Puente de Todos los Santos. Alcanzamos la Playa de Arnao, concurrido arenal en épocas estivales, con una nueva área recreativa junto a la pasamos mientras tomamos contacto con la pista de la senda costera que continúa al norte, entre amplias y llanas fincas. La pista se dirige a Punta de la Cruz, en el extremo norte de la Ría y que marca la bocana de la misma con una nueva baliza.

La senda bordea la Ensenada de Langosteiro, pasando por Punta Romela y Punta Espila, desde donde vemos los islotes de Islas Romelas, mientras vamos dejando a nuestra derecha una extensa plantación de arándanos, la mayor de Asturias y más allá a la mano contraria, el Campo de Tiro del Eo, tras el que alcanzamos un cruce en el que tomamos a la izquierda. La estrecha carretera va a ir bordeando una amplia área recreativa dotada de una pequeña charca o laguna en su parte inferior junto a la que pasamos, para seguir entre fincas hasta las primeras casas de Villadún junto a las que tomamos a la izquierda por la terrosa pista que sigue al norte, hacia Punta del Torno.

figueras1

Playa de Penarronda

Sin llegar hasta el final de la pista continuamos por un estrecho sendero que va a ir bordeando la línea de costa hasta alcanzar el extremo occidental de la extensa Playa de Penarronda, declarada Monumento Natural. Cruzamos a lo largo de toda la playa para salir del arenal por su extremo contrario pasando junto a la Ermita de San Lorenzo y más allá atravesar el pueblo de Santa Gadea, que cuenta con su propia playa, protegida por las Islas Pantorgas. La carretera asciende desde Santa Gadea para alcanzar el siguiente pueblo, el de Villamil, aunque no llegaremos a entrar en él pues junto a las primeras casas seguiremos por una nueva pista que sale a la izquierda. Esta pista desemboca en otra que se dirige a la Playa de Mexota, donde muere. Un sendero sigue el contorno a la derecha hasta alcanzar la siguiente playa, la de Serantes.

Cruzamos la playa a su extremo contrario y obviando las pistas, seguimos por la senda que contornea al borde del mar dirigiéndose a Punta Canlonga y Punta Campón y que sigue sobre los acantilados de Las Poleas. Allí pasa sobre una estrecha ensenada cuyas paredes caen totalmente verticales y sale a una estrecha pista que seguimos hasta que desemboca perpendicularmente en otra, por la que continuamos a la izquierda.

Esta se dirige hacia Punta Castelo, airosa atalaya, pero unos metros antes una senda entra a la derecha, perdiendo metros por medio de un tupido bosque hasta desembocar en la Playa de La Paloma. Si contamos con bajamar, podemos seguir por la playa,  pero en caso contrario saldremos de la misma ascendiendo por la pista hacia la rasa y entroncando con la estrecha carretera que, a la izquierda, va a pasar junto al Camping Entreplayas, cuando ya tenemos al frente las primeras casas de Tapia de Casariego.

La carretera pasa junto a los bloques de viviendas del barrio de La Reburdia, descendiendo hacia la Playa de Anguileiro, la principal de Tapia. A la altura del campo de fútbol, una pasarela nos permite cruzar sobre el río Anguileiro y salir a la antigua carretera nacional, por la que entramos en Tapia de Casariego, pudiendo continuar por el paseo que sobrevuela la margen derecha de la playa y que conecta con otro que nos conduce directamente al Puerto de Tapia, donde daremos por finalizada la ruta de hoy.

figueras2figueras3

Ruta de los colores del Valle Oscuru

6 marzo 2017

cabecera

12 DE MARZO DE 2017

RUTA DE LOS COLORES DEL VALLE OSCURU: TRESGRANDAS (115 m) – SANTA EULALIA (106 m) – PIE DE LA SIERRA (140 m) – CERECÉU – LA BORBOLLA – BOQUERIZU (110 m)

Distancia: 13 Km

Desnivel máximo: 330 m

Salida a las 8:30

·

Salimos del aparcamiento de Tresgrandas, tomando por la carretera AS-346 en dirección oeste, atravesando por entre las casas del núcleo hasta la salida del mismo en donde una señal en hierro forjado nos indica seguir por la carretera que baja a la izquierda, justo enfrente de un viejo potro de herrar. Dejamos atrás las últimas casas y nos adentramos en una zona de amplias praderías, siempre con la Sierra del Cuera al frente.

La carretera pierde altura poco a poco, aproximándose al cauce del arroyo la Pisa que discurre por el fondo del valle para poco después y sin llegar a él, remontar unos metros hasta alcanzar las casas de Santa Eulalia de Carranzo. A la entrada del pueblo pasaremos junto a una preciosa fuente, situada bajo la carretera. Solo unos metros más allá, una nueva señal de forja nos indica que debemos continuar subiendo por unas escaleras a la derecha. Estas nos conducen a través del pueblo hasta la iglesia. Por detrás de  esta, continúa un camino que con fuerte pendiente y sucesivas zetas alcanzará la carretera LLN-4 que habremos de cruzar, para seguir ascendiendo hacia la izquierda hasta desembocar en la pista que recorre toda la Sierra Plana de La Borbolla, donde alcanzaremos la máxima cota del día, la 228 m.

La pista discurre sin pendiente alguna hacia el oeste durante aproximadamente unos 700 m, pasando entre estupendas fincas hasta llegar a un cruce donde una nueva indicación nos marca el punto de inicio del descenso. Este camino nos lleva en primer término hasta la ermita de La Inmaculada Concepción y poco después a Pie de la Sierra, núcleo formado por barrios barrios, como los de Los Cándanos, Labiagu, La Casona, …

Una vez hallamos alcanzado de nuevo la AS-346 junto a una nueva fuente, tomamos a la derecha siguiéndola durante unos escasos metros hasta un cruce donde otra carreterina desciende a la izquierda, para continuar después sobre el lomo del pequeño cordal que separa los valles del arroyo La Pisa al norte y el de La Borbolla al sur, pasando por el pequeño núcleo de Cerecéu.

valle_oscuru_1

Nacimiento del río Cabra

Poco después del núcleo tomaremos a la derecha por otra estrecha carretera que desciende hacia La Borbolla, a donde llegaremos tras pasar por los barrios de Requexéu y La Quemá. La entrada a La Borbolla se produce cruzando una alargada avenida jalonada por numerosos pláganos. Cruzamos el pueblo que cuenta con buenas y arregladas casas con dirección sur, subiendo hacia los palacios de Braña Vieya y descender después a las casas de El Colláu.

Aquí merecerá la pena alargar un tramo la ruta en una visita de ida y vuelta al nacimiento del río Cabra. Un balizado camino desciende entre castaños hasta el nivel del río, donde pasaremos junto a un rehabilitado molino, para remontar después río arriba, pasando junto a los restos de otros antiguos ingenios hidráulicos hasta el nacimiento mismo del río. Este nace en una cueva, en donde se captaba el agua para el primero de los numerosos molinos que en otros tiempos aprovechaban sus aguas hasta su desembocadura. El lugar rezuma agua y el musgo recubre todas las superficies. Allí una placa colocada por un grupo de espeleólogos en recuerdo de un compañero nos ofrece una buena reflexión “No os toméis la vida demasiado en serio, de todas maneras no saldréis vivos de ella”. Acercarse aquí tras varios días de fuertes lluvias es un espectáculo que hace que merezca la pena repetirse esta parte de la ruta.

Tras la visita al nacimiento del río, regresamos por el mismo itinerario a las casas de El Collaú. La senda inicia desde ellas un descenso hasta el río Cabra, que se cruza a su margen derecha, continuando junto al mismo a través de un tupido bosque de ribera. Poco después cruzamos un arroyo y subimos hasta la ganadería de Ulpiones siguiendo más allá hasta la casa de La Campona junto a la que salimos a una carretera en la que tomaremos a la derecha. Esta acabará por desembocar en la AS-343 a la altura de Boquerizo, junto a una preciosa casa de indianos, frente a la que pasamos mientras avanzamos hacia La Cotera, un grupo de casas que como bien indica su nombre, se localizan en un punto alto.

La carretera inicia ahora un prolongado descenso en el que atraviesa el barro de Parrade hasta cruzar después sobre el río Cabra. Tras él, gana metros hacia el ya cercano núcleo de Tresgrandas, de donde partimos unos horas antes y en el que cerraremos esta guapa circular por el Valle Oscuru, a caballo entre los concejos de Llanes y Ribadedeva.

valle_oscuru_2valle_oscuru_3