Saltar al contenido.

San Antolín – Nueva de Llanes

2 julio 2018

logo4.jpg

8 DE JULIO DE 2018

SAN ANTOLÍN – GULPIYURI – CUEVAS DEL MAR – NUEVA DE LLANES

.

Distancia: 11,5 Km

Desnivel positivo acumulado: 380 m

Desnivel negativo acumulado: 320 m

Duración estimada: 6 horas

Salida a las 8:30

.

Saldremos de la margen izquierda de la playa de San Antolín, donde se localizan un par de chiringuitos, al cobijo de la Punta la Dehesa. San Antolín es un arenal de 1.200 m de longitud en el que desemboca el río Bedón y aunque es una playa extensa de arena blanca, no es de las más concurridas de la zona al resultar muy ventosa y presentar habitualmente fuerte oleaje, lo que la hacen peligrosa para el baño.

Si bien hay quien inicia la ruta acercándose a Punta la Dehesa, para lo que podríamos ascender por detrás del chiringuito más próximo, presenta tramos muy tomados de maleza, mayormente tojos, que lo hacen bastante incómodo, siendo preferible salir de la playa por la pista terrosa que va paralela a la vía del tren. El ferrocarril acaba por pasar bajo la autovía, mas la pista sigue de frente y dejando un primer cruce a la derecha, seguimos hasta otro más amplio en el que tomamos, ahora si, el ramal que a la derecha se dirige hacia la costa, accediendo de esta forma directamente a la playa de Gulpiyuri.

Gulpiyuri es una de las joyas de la costa asturiana, una rareza geológica digna de admiración, pues se trata de una playa cerrada al mar, una dolina a la que el mar accede a través de galerías subterráneas y con una franja de arena de unos 40 m de longitud y unos 15 m de anchura. Todo ello le ha valido para ser declarada Monumento Natural por el Gobierno del Principado de Asturias.

Bordeamos la playa por su izquierda aproximándonos ya a los acantilados que recorreremos hacia el oeste. En poco tiempo volvemos a dar con la pista que forma parte de la senda costera, pero solo tomaremos contacto con ella unas decenas de metros, pues enseguida se separa de la línea de costa, momento en que la dejamos para volver a aproximarnos a los acantilados, desde los que vemos el Castru las Gaviotas o Islote Desfuracado, una pequeña isla, un peñón desgajada de la costa y horadado en su base.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Costa de Llanes desde Punta San Antonio

Seguimos ruta y enseguida llegamos a la Playa la Canalina, una estrechísima playa encajonada entre altas y verticales paredes, con unas precarias escaleras para bajar y flanqueada por dos pequeñas grúas para subir el ocle que ahí se extrae. Rodeamos la estrecha hendidura y nos acercamos a Punta la Güelga, buen lugar para fotografiar el Castru las Gaviotas y desde la que bajamos a la playa La Güelga, arenal de unos 180 m de anchura en el que desemboca el río San Cecilio. Precisamente hacia su desembocadura nos aproximamos, cruzando sobre el río por una pasarela de madera solo unos metros por debajo del Molin de la Güelga.

Nos desentendemos de la pista que da servicio a la playa subiendo por las fincas, de nuevo hacia los acantilados en los que veremos lo que parece ser una antigua cetárea que aprovechaba uno de los entrantes en la línea de costa. Continuamos ahora por una estrecha senda que discurre entre amplias fincas, siempre cerca del mar, dejando atrás un amplio y pétreo tómbolo. Bajamos unos metros a cruzar una vaguada antes de ascender de nuevo hacia los acantilados que muestran aquí verticales paramentos hacia el mar.

El siguiente punto de paso será la playa de San Antonio, playa sin buen acceso rodado, pero que aún así cuenta con gran afluencia de público. Tiene unos 70 m de longitud y unos 47 m de anchura. Sin llegar a entrar en la playa ascendemos por su margen izquierdo hacia Punta San Antonio, donde se localiza la ermita homónima en la que están enterrados varios familiares del Conde de la Vega del Sella, gran benefactor de la localidad de Nueva de Llanes que vivió a caballo de los siglos XIX y XX.

Seguimos próximos a la línea de costa aproximándonos ya a la playa de Cuevas del Mar, curiosa playa por las oquedades que salpican las paredes de los acantilados que la cierran y que le dan nombre. En dichas paredes no es difícil ver gente practicando escalada pues allí se abren varias vías. La playa tiene unos 170 m de longitud y en ella desemboca el río Cuevas. Precisamente por ello la playa siempre ha contado con una zona de “regodón”, que se ha visto incrementada en los últimos años al haber perdido gran parte de su arena.

Desde Cuevas del Mar podríamos continuar ya por carretera hasta Nueva, si bien es preferible tomar en el propio aparcamiento una pista que asciende a la izquierda, hacia unas viviendas. Continúa una buena pista ascendiendo hasta alcanzar otro par de casas. Frente a ellas sale una nueva pista a la izquierda que nos conduce al núcleo de Picones desde el que ya por una estrecha carretera descendemos al barrio de El Acebu y luego al de La Vega, pertenecientes ambos al núcleo de Oviu, en el que pasaremos junto a la ermita del Angel. La carretera pasa bajo la autovía del Cantábrico y ya junto a la vía del tren seguimos hacia Nueva de Llanes en donde daremos por finalizada esta nueva travesía costera.

NUEVA2nueva3

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: