Skip to content

Cerro Liño

6 abril 2015

cabecera

12 DE ABRIL DE 2015

ALLES (263 m) – LLANDEBANES (684 m) – ABANIELLES (800 m) – CERRO LIÑO (1.177 m) – ALLES

Salida a las 8:00

Esta semana nos vamos a Peñamellera Alta para ascender a una de las cumbres señeras de la Sierra del Cuera, el Cerro Liño. Para ello partiremos desde su capital, Alles. Casi saliendo del pueblo en dirección a Arangas, se localiza la capilla de San Roque. Por detrás de ella y hacia la izquierda arranca una pista por la que haremos buena parte de la ascensión.

El asfalto deja paso al hormigón tras las últimas casas de Alles y la pista sube con fuerte pendiente para, con un par de revueltas, superar el Cerro San Roque, mientras las vistas se abren rápidamente a nuestras espaldas, hacia la Pica de Peñamellera, hacia las Peñas Cabriegas y hacia las primeras cumbres de los Picos de Europa.

La pista pierde pendiente durante un breve tramo, para acometer de nuevo la dura ascensión por medio de varias revueltas en la zona de Las Molladas y alcanzar un pequeño cotero en el Couso, con una solitaria y cuando menos llamativa caseta semejante a una parada de autobús. El último tramo de la ascensión al Cerro Liño es bien visible desde aquí y más vale no pensar mucho en lo que falta aún.

Seguimos subiendo, siempre subiendo, aunque a partir de aquí la pista suaviza un tanto su pendiente y pasa a ir cortando la cabecera del valle que vamos a ir dejando a nuestra derecha. Los Picos de Europa ya hace rato que son bien visibles y las vistas deberían ayudar a hacer más llevadera la ascensión.

Tras un tramo atravesando un terreno muy pelado, la pista se adentra en un pequeño bosque, coincidiendo con la cabecera del valle. Dejaremos a la izquierda una pista que sube al collado de Aleso, para seguir por la principal que solo unos metros más adelante y tras superar un último repecho, desemboca en la majada de Llandebanes.

En Llandebanes se conservan varias cabañas, pero dos llaman poderosamente la atención al haber sido totalmente reformadas y reconvertidas, aparentemente, en verdaderas casas de fin de semana. Por detrás de ellas sube un ancho camino que alcanza la zona alta de la majada. Sigue después casi en llano hacia la derecha, pero nosotros podemos acometer el ascenso directamente por una marcada y pindia canal que se abre sobre nuestras cabezas.

La canal nos saca a la colgada collada sobre la que se asienta la solitaria cabaña de Abanielles, a la vera de un cuidado y muriado prado. A partir de aquí debemos seguir subiendo casi en la vertical del citado prado. La pendiente es tal que la ladera se nos sube a las narices para superar los 200 m de desnivel que nos separan de una zona de jous, ya en la zona alta de la sierra, que nos da un respiro.

Cruzando esta quebrada e incómoda zona hacia el norte podremos disfrutar ya de las vistas sobre la costa llanisca, un anticipo de lo que nos espera en la cumbre, ya cercana y a la que acabaremos de auparnos subiendo hacia la izquierda los últimos metros.

El esfuerzo habrá merecido la pena. El Mar Cantábrico a una mano y los Picos de Europa a la otra serán suficiente recompensa. El regreso lo haremos por el mismo itinerario.

cerro_liñoFotografías AQUI:

https://www.facebook.com/grupomontana.elcivilu/media_set?set=a.10200431479107669.1073741960.1777074906&type=1&pnref=story

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: